Llega el fin de semana y a ti te apetece hacer algo diferente para tu familia o amigos. ¿Qué mejor que demostrar tus dotes culinarias con una auténtica receta italiana? Te explicamos las diferentes recetas que puedes cocinar con los ñoquis de patata.

Si eres de los que disponen de poco tiempo también puedes comprar directamente los ñoquis ya hechos en el supermercado. Pero si quieres esforzarte un poco más y demostrar a tus comensales favoritos tus dotes culinarias puedes hacer desde cero los auténticos ñoquis de patata.

No se trata de una receta difícil de hacer sino que lleva un poco de tiempo si quieres hacer los ñoquis desde cero. Lo primero que debes hacer es prepara los ingredientes…

  • 5 patatas grandes
  • 2 huevos
  • 2 tazas de harina
  • 1 cucharadita de sal

Ponemos a calentar una olla grande con las patatas sin pelar, cocer hasta que estén blandas y una vez cocidas, retirar de la olla. Las pelamos y las trituramos hasta que consigamos un puré de patatas y lo dejamos reposar en una bandeja de horno hasta enfriar.

Una vez que esté la masa totalmente fría, nos disponemos a batir los 2 huevos (añadimos sal) y los echamos uniformemente sobre la masa de patatas fría. Posteriormente, echamos la harina espolvoreándola por encima de la masa y después mezclamos las patatas, los huevos y la harina de tal forma que quede una masa grumosa.

Cuando tengamos la masa preparada, lo cortamos en trozos y, enharinando la superficie de trabajo, hacemos tiras finas para después, cortar los ñoquis según el tamaño que más nos guste.

Echamos todos los ñoquis que hemos hecho a una cacerola con agua hirviendo para que cueza. Si salen a la superficie significará que ya están al dente y lo retiraremos con la espumadera.

Y el último toque… ¡la salsa! Hay muchas maneras de cocinar los ñoquis pero la receta de ñoquis con salsa de tomate es de nuestras preferidas.

Para elaborar una receta exquisita con salsa de tomate, añadiremos la salsa de tomate mezclado con atún, queso parmesano y pesto. Añadimos todos estos ingredientes a una cacerola junto a los ñoquis ya escurridos o bien en una sartén.