comer con las manos

Siempre hemos escuchado a nuestros padres decir “¡con la comida no se juega!” y se ha convertido en una práctica que llevamos también inconscientemente a nuestros hijos. ¿Pero realmente es una mala práctica comer con las manos?

Hoy te vamos a desmontar un mito y te vamos a explicar por qué: que tu niño o niña coma con las manos es beneficioso. Si tienes un/a niño/a que ya puede sostenerse solo en la silla, entonces debes probar a que vuestro pequeño coma solo y con las manos. Conseguirás que él mismo pruebe alimentos nuevos, sin necesidad de comer a través de las manos de sus padres o de los cubiertos. Estos pequeños decidirán por sí solos qué alimentos quiere tomar y se dispondrá a descubrir nuevos sabores.

Eso sí, siempre debemos servirle en el plato comida saludable y no abusar de fritos y dulces. Así que en Restaurante Pizzería Comes te aconsejamos que sientes a tu pequeño a tu lado pero dejándole explorar nuevos sabores por sí solo.

Es una práctica divertida

Los alimentos tienen distintos sabores, distintas texturas y distintas temperaturas. Le llamará la atención el contraste y la variedad de colores y será el pequeño quien abra su imaginación y creatividad y quiera degustar los sabores mediante estos contrastes.

Desarrolla su motricidad fina

Cuando nos referimos a motricidad fina, hacemos mención al ejercicio de la pinza tan usual que desarrollamos todos habitualmente. Por lo tanto, el hecho de agarrar siempre un tenedor o que vosotros como padres le deis la comida, no le ayudará para poder ejercitar este movimiento.

Incrementa su independencia

El hecho de ponerle un buen babero y que tenga la libertad de experimentar le proporciona un gran desarrollo de su independencia incrementando así también su confianza y dejar de lado trucos como el “avión” o estar pegado a la pantalla de la Tablet mientras comen.