¿Y cuando comer ensalada?

¿Y cuando comer ensalada?

Llegan los meses de buen tiempo, y con ellos las altas temperaturas que hacen que nuestro consumo de ensaladas aumente. Gracias a sus bajas calorías y su frescura nos invitan a comerlas, sobre todo, durante los meses de verano. Pero… ¿todas las horas son buenas para comer ensalada?

La lechuga es un ingrediente que no puede faltar en nuestras ensaladas, es el ingrediente estrella. Pero es por él por el que debemos fijarnos en las horas en las que es más adecuado tomar ensaladas ya que, aunque contiene un índice muy muy bajo de calorías debes tomar precaución si eres una persona que le cuesta hacer la digestión.

Y es que es un alimento imprescindible en cada dieta si lo que queremos es adelgazar, pero tenemos que tener en cuenta la hora de consumo de ensaladas debido a que la lechuga es muy poco digestiva.

Así que te recomendamos que, si padeces de gases o malas digestiones, evites la ensalada en las horas de cenar ya que la lechuga te provocará una gran cantidad de gases que te hará sentir incómod@ a la hora de dormir. Esto no quiere decir que no puedas tomar ensaladas por las noches, esto es una buena recomendación por si padeces de inflamación abdominal después de tomar ensaladas.

Los mejores momentos para tomar una buena ensalada es en la hora del almuerzo y comidas donde podrás consumirla bien sea como primer plato o como aperitivo, y será mucho más fácil de digerir gracias a que quedan muchas horas de día donde podrás desgastar las calorías y poder bajar esa hinchazón abdominal ya sea de turismo, de paseo o haciendo deporte.

Sabemos que es el plato preferido para esta época y con las altas temperaturas sabemos que te hincharás, siendo un plato con el que disfrutarás comiéndolo y totalmente sano.

Y tú… ¿Comes ensalada este verano?

Sin gluten por favor

Sin gluten por favor

CELEBRA CON NOSOTROS EL DÍA NACIONAL DEL CELÍACO

Día internacional sin gluten

Como cada año, el 27 de mayo España entera celebra el Día Nacional del Celiaco, una enfermedad que afecta al 1% de la población europea.

Aunque parezca una cifra irrisoria, el gluten es el gran enemigo de miles de personas en nuestro país. Pérdida de peso, falta de apetito, fatiga, náuseas, vómitos, diarrea, distensión abdominal, pérdida de masa muscular, retraso del crecimiento o anemia, son algunos de los síntomas más frecuentes de la enfermedad celiaca según la Federación Española de Celiacos de España (FACE). Este trastorno alimenticio puede aparecer a cualquier edad, y aunque afecta más a mujeres que a hombres, esta patología del aparato digestivo se ha convertido en un auténtico hándicap a la hora de llevar una dieta equilibrada dentro y fuera de casa.

La presencia de gluten (fusión de las proteínas glutenina y gliadina) es mucho más común de lo que imaginamos, ya que los cereales más habituales en nuestra dieta lo contienen. El trigo, la cebada, el centeno y la avena son ingredientes prohibidos para las personas que no toleran estas proteínas.

En Restaurante Pizzería Comes llevamos años comprometidos con esta enfermedad. En nuestra carta tenemos una gran variedad de platos elaborados de forma concienzuda para que nuestros comensales puedan disfrutar del sabor de una buena receta sin tener miedo a las posibles consecuencias de comer aquello que su sistema digestivo no es capaz de digerir.

Hoy en el Día Nacional del Celiaco, nos queremos hacer eco de todas las personas que tardan más en hacer la compra porque deben leerse minuciosamente cada etiqueta, la gente que no puede salir de casa para comer o cenar sin consultar la carta de alérgenos y las mamás y papás que tienen como tarea añadida a su paternidad, educar a sus hijos en los alimentos que no pueden tomar.

La alimentación es un pilar fundamental en nuestras vidas, es salud, ocio, diversión, gusto, y por eso en Comes en Toledo no queremos que te pierdas nada de todo esto.

Disfruta libremente de una dieta saludable en nuestra casa.

Sorprende con una auténtica receta italiana: los ñoquis

Sorprende con una auténtica receta italiana: los ñoquis

Llega el fin de semana y a ti te apetece hacer algo diferente para tu familia o amigos. ¿Qué mejor que demostrar tus dotes culinarias con una auténtica receta italiana? Te explicamos las diferentes recetas que puedes cocinar con los ñoquis de patata.

Si eres de los que disponen de poco tiempo también puedes comprar directamente los ñoquis ya hechos en el supermercado. Pero si quieres esforzarte un poco más y demostrar a tus comensales favoritos tus dotes culinarias puedes hacer desde cero los auténticos ñoquis de patata.

No se trata de una receta difícil de hacer sino que lleva un poco de tiempo si quieres hacer los ñoquis desde cero. Lo primero que debes hacer es prepara los ingredientes…

  • 5 patatas grandes
  • 2 huevos
  • 2 tazas de harina
  • 1 cucharadita de sal

Ponemos a calentar una olla grande con las patatas sin pelar, cocer hasta que estén blandas y una vez cocidas, retirar de la olla. Las pelamos y las trituramos hasta que consigamos un puré de patatas y lo dejamos reposar en una bandeja de horno hasta enfriar.

Una vez que esté la masa totalmente fría, nos disponemos a batir los 2 huevos (añadimos sal) y los echamos uniformemente sobre la masa de patatas fría. Posteriormente, echamos la harina espolvoreándola por encima de la masa y después mezclamos las patatas, los huevos y la harina de tal forma que quede una masa grumosa.

Cuando tengamos la masa preparada, lo cortamos en trozos y, enharinando la superficie de trabajo, hacemos tiras finas para después, cortar los ñoquis según el tamaño que más nos guste.

Echamos todos los ñoquis que hemos hecho a una cacerola con agua hirviendo para que cueza. Si salen a la superficie significará que ya están al dente y lo retiraremos con la espumadera.

Y el último toque… ¡la salsa! Hay muchas maneras de cocinar los ñoquis pero la receta de ñoquis con salsa de tomate es de nuestras preferidas.

Para elaborar una receta exquisita con salsa de tomate, añadiremos la salsa de tomate mezclado con atún, queso parmesano y pesto. Añadimos todos estos ingredientes a una cacerola junto a los ñoquis ya escurridos o bien en una sartén.

Pizza sin gluten

Pizza sin gluten

Pizza sin gluten

Llega el fin de semana y nos apetece salir a comer fuera de casa o bien celebrar el cumpleaños de algún amigo o familiar, y no queremos que esto se convierta en una odisea para las personas celíacas. Pero la buena noticia es que salir a comer recetas sin gluten cada vez es más fácil. En Restaurante Pizzería COMES de Toledo te proponemos esa comida italiana que tanto te gusta sin tener que preocuparte.

Dicen que comer es uno de los mejores placeres de la vida, pero este placer se puede ver limitado cuando se trata de buscar comida sin gluten. Sabemos que la cantidad de personas que padecen esta intolerancia está creciendo cada vez más y por ello creemos que es necesario facilitar este tipo de servicio.

Por eso, si estás pensando en hacer una visita con encanto a esta ciudad no tienes por qué preocuparte. En COMES estamos a un minuto de la Plaza de Zocodover y ofrecemos una gran variedad de platos en los que predominan toques mediterráneos y frescos, y ofrecemos una adaptación de la mayoría de nuestros platos para personas que no toleran el gluten. Tener una intolerancia alimentaria no tiene por qué ser un problema para disfrutar de una comida o de una cena fuera de casa.

Dejamos de lado el gluten y conseguimos que todas aquellas personas que sufren este tipo de intolerancia puedan disfrutar con total normalidad de recetas tradicionales con sabores y texturas que te encantarán.

Así que si decides buscar un Restaurante para celiacos en Toledo, estaremos encantados de recibirte y que disfrutes de la comida italiana en uno de los rincones más céntricos de todo el casco histórico de Toledo. Podremos deleitarte con Ñoquis con salsa de cuatro quesos, con un Wok de pollo o ternera con arroz, con un solomillo saltimbocca, con un risotto de ciervo y verduras, con sepia salteada, entre muchísimas recetas.

Y si quieres terminar de forma más dulce esta pequeña visita te ofrecemos brownie de chocolate, helado de vainilla o fruta con yogur.

Y así… ¡estamos seguros que volverás!