Eres un verdadero amante del café…

 El buen café que se ha tostado bien no necesita azúcar, dirá cualquier barista. España está considerado uno de los países más cafeteros del mundo.

¡Cómo han cambiado los tiempos! Ahora si el café no tiene una crema color avellana, un aroma afrutado o una taza de diseño ya es un producto de segunda categoría.

Los baristas son los barmans del café, Ni más ni menos. Los tipos que nos preparan con mimo un café para chuparse los dedos.

Todos sabemos que existen diferentes tipos de café, pero… ¿realmente sabemos cuáles y cuántos tipos de café podemos encontrar? La pregunta es más difícil de responder de lo que parece, ya que el tipo de café depende a su vez del tipo de categorización que queramos establecer.

Principalmente hay dos tipos de cafe en grano: el robusta y el arábica. Todos los cafés del mundo de elaboran a partir de alguna de estas dos variedades, o mezclando ambas en distintas proporciones.

Las diferencias entre el café robusta y arábica son:

Granos de Café Robusta

El café robusta es originario del África Central, crece en regiones secas, y por tanto es menos digestivo y de regusto más amargo que el arábica. Tiene una concentración de cafeína mucho mayor. Por todo ello, el café robusta suele considerarse de menor calidad que el arábica. En consecuencia, también es más barato.

Granos de Café Arábica

Según Massimo Saggese, de Illy, “el mejor café tiene que tener un cuerpo denso, tiene que ser aromático, y un poco amargo dejando un rastro aterciopelado en el paladar.

El  café Arábica tiene mucha menos cafeína que el robusta. Es más digestivo, más aromático, y en cierto modo también más suave.

Una gran diferencia que tenemos en nuestro país en cuanto a los tipos de café es el tueste. En la mayoría de países del mundo solo conocen el café natural y no existe este debate, pero en España en algunas regiones colindantes sigue existiendo aún el café torrefacto, y el café de mezcla.

Tipos de Café Según su Preparación

Existen numerosas formas de preparar café, así como de servirlo. Se puede pedir café solo o un espresso como el de toda la vida, pero en cuando queremos agregarle leche o espuma de leche ya se abre un abanico de opciones tan inmenso y además con diferentes denominaciones según la localización geográfica.

Espresso

El espresso o café solo se toma sin leche, y en muchas ocasiones sin azúcar esto va al gusto del consumidor. No hay que confundir el café solo, con el auténtico espresso italiano.

Extracción de 25 mililitros de café.

Una dosis de 7.5 gramos de café molido.

Extracción a 9 bares de presión.

Temperatura del agua: 90ºC-95ºC.

Tiempo de percolación: 25 segundos.

Todo café que no cumpla estas características podrá llamarse café solo, pero no será un espresso propiamente dicho.

Ristretto

El ristretto se extrae con las mismas características del espresso, pero solo durante 15-20 segundos. Apenas contiene 15 ml de bebida lo que viene a ser un sorbo, y encuentra su razón de ser en que en estos primeros segundos de extracción del espresso se concentran los sabores y aromas más puros de la materia prima.

Café Americano

El café americano es un espresso rebajado con agua caliente. Por este motivo, es una bebida mucho más abundante, y también más suave, que cualquier otro café solo. La cantidad de agua caliente del café americano va a gusto del consumidor.

Café Cortado

El cortado es un espresso o café solo, sobre el que se sirve un chorrito de leche. Tiene mucha menor cantidad de leche, y también menor tamaño, que el café con leche.

Café con Leche

Café Latte, en Italia, o simplemente Latte para los anglosajones. Este es quizá el café más popular y conocido en España. Idealmente se sirve en taza grande, mezclando al 50% café solo y leche.

En la práctica, la cantidad de leche varía según el gusto del consumidor. Se puede llegar a tomar  muy corto de café, lo que en algunos lugares se denomina también un café manchado o una leche manchada.

Latte Macchiato

La traducción literal al español es leche manchada, pero este café no tiene nada que ver con lo que se conoce y se sirve como leche manchada en España.

El latte macchiato es un gran vaso de leche sobre el cual se sirve un espresso. Se aconseja espumar la parte superior de la leche antes de servir el espresso sobre ella, para que así se consiga formar el característico encaje tricolor de este café.

Capuccino

Técnicamente es un café espresso, sobre el que se sirve una capa de espuma de leche, y se espolvorea con chocolate en polvo. Aunque en algunas cafeterías se pervierte el invento y lo sustituyen por café con leche con un montón de nata, canela.

También se puede pedir un capuccino seco con muy poca leche, o capuccino mojado con mucha más leche de lo normal.

Carajillo

El carajillo es típico de España, donde se suele pedir antes más que ahora por la mañana para coger fuerzas. No es más que un espresso o café solo, al que se le añade un chorro de alguna bebida alcohólica de alta graduación. Usualmente brandy, ron, orujo o anís.

Mocha o Moka

Este café mocha es el resultado de sustituir, en un café con leche, la leche por chocolate o sirope de chocolate. La proporción ideal es del 50% para cada ingrediente.

Café Bombón

Es un café cortado en el que la leche se sustituye por leche condensada mucho más suave y con una textura diferente al cortado tradicional. Se debe servir en vaso transparente, para apreciar las dos capas perfectamente definidas la leche condensada es mucho más densa y debería quedar en el fondo del recipiente.

Flat White

El Flat White es un café con leche de origen australiano, o neozelandés no está clara su autoría que también es popular en el Reino Unido. Se sirve sobre una o dos dosis de espresso sobre la que se sirve una capa de crema de leche. No de espuma, como sería el capuccino, sino de crema. Se diferencia del café con leche en que en el Flat White predomina el café en el total de la bebida.

¿Le apetece uno? Ven a COMES y deleita el mejor café en Toledo….!