En otoño las setas y hongos son una de las protagonistas de la temporada  y sin duda una gran fuente proteínas. Además, cuentan con un alto porcentaje de sales minerales y en la cocina son muy versátiles, con una cualidad muy similar a las especias y hierbas aromáticas dado el sabor que aportan a multitud de platos.

¿por qué es un alimento imprescindible de la temporada?

Las setas y hongos son un alimento muy accesible de la temporada de otoño debido a su crecimiento en suelos húmedos. Por ello, además, está muy sujeta la climatología, que juega un papel crucial en cada temporada.

Asimismo, es un alimento que presume de un gran valor nutricional:

  • Es rico en proteínas de valor biológico.
  • Favorecen la actividad nerviosa y cerebral
  • Contiene un gran número de sales minerales, entre los que se encuentra el hierro, potasio y fósforo, y son bajas en sodio.
  • También es rico en oligoelementos, que en su justa medida son fundamentales para el desarrollo de muchas funciones del cuerpo. Hablamos de cloro, azufre, boro, manganeso y cinc.
  • Son ideales para adelgazar porque son muy carnosas y no tienen apenas calorías ni grasas.
  • Algunas especies son comestibles y otras son venenosas, e incluso existen varias con efectos psicoactivos, por lo que se recomienda no arriesgar demasiado a la hora de consumirlas si son recogidas de forma silvestre y siempre deben ser seleccionadas por un experto si salimos en su búsqueda al campo.

Hay que tener en cuenta que las setas y hongos absorben todo lo que hay a su alrededor y es importante tener muy clara la variedad de seta que vamos a consumir porque no todas son comestibles, por eso es mejor comprarlas en lugar de recogerlas del campo si no somos expertos.

Una de las más comunes es el champiñón, uno de los hongos más consumidos mundialmente. Son muy versátiles en la cocina y sus propiedades nutricionales nos aportan grandes beneficios a la salud.

Y entre muchos de los hongos comestibles, cabe mencionar la Trufa, uno de los hongos más exquisitos. Se trata de un hongo subterráneo que se desarrolla en asociación con las raíces de ciertos árboles o arbustos a los que se denominan especies truferas y se encuentran debajo de la superficie del suelo a unos 20 centímetros de profundidad aproximadamente.

Y para darle un toque a nuestros platos COMES puedes pedir en nuestros adicionales el aderezo tartufata, da un toque delicioso a tus platos preferidos.

Salsa típicamente italiana, compuesto básicamente de champiñones, aceitunas negras y trufa negra, pudiéndose añadir otro tipo de aderezos, tales como alcaparras o anchoas.

Ingredientes:

30 grs de anchoas en la ta escurridas (1 lata)

160 grs de champiñones en láminas

100 grs de aceite de oliva virgen

2 ajos

120 grs de aceitunas negras

Elaboración:

Troceamos todos los ingredientes juntos en picadora triturados y removemos bien con una espátula de silicona y rectificamos de sal muy poca si fuera necesario.

Los champiñones son unos hongos muy consumidos en todo el mundo. Son muy versátiles en la cocina y sus propiedades nutricionales nos aportan grandes beneficios a la salud, por lo que debemos incluirlos en nuestra dieta. Además al tener muy pocas calorías (unas 30 kcal por cada 100 gramos) son muy convenientes para personas que quieren perder peso para adelgazar. Con los champiñones puedes hacer recetas como crema de champiñones, champiñones al ajillo o incluso una riquísima hamburguesa de champiñones.

¿Porque comer champiñones?

  1. Previenen el cáncer.

Los champiñones contienen selenio y vitamina D por lo que son una fuente de antioxidantes y , por lo tanto, ayudan a la reparación del ADN y evitan que éste sufra mutaciones, reduciendo además las posibilidades de células malignas que acaben derivando en cáncer o tumores que afecten tu salud.

  1. Fortalecen el corazón.

Son ricos en potasio, lo que ayuda a fortalecer el corazón, mejorando la presión arterial y disminuyendo las posibilidades de padecer enfermedades cardiovasculares.

  1. Favorecen el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Esto es debido al contenido de vitamina B1 de los champiñones. La vitamina B1, o Tiamina, participa en el metabolismo de los hidratos de carbono para la generación de energía, cumpliendo un rol indispensable en el funcionamiento del sistema nervioso y de tu salud.

  1. Crean sensación de saciedad y reducción de apetito

Lo cual los hace idóneos como complemento en la mayor parte de dietas de adelgazamiento. Los champiñones, gracias a que contienen dos tipos de fibra: los beta-glucanos y la quitina, aportan una sensación de saciedad y una reducción del apetito en quienes los consumen que provocan una evidente disminución de la ansiedad por comer y de la sensación de hambre que sufren las personas que llevan a cabo una dieta de adelgazamiento.

  1. Previene la caída del cabello y fomenta su crecimiento

En gran medida la recomendación de comer champiñones para prevenir la caída del cabello y su fortalecimiento se debe a la contención vitaminas como la B1 ya mencionada el buen funcionamiento del sistema nervioso, redunda en un mejor y más abundante cabello en muchos casos pero también, al alto valor de minerales como el cinc, el selenio y el cobre. Sí, el cobre.

  1. Retrasa el desarrollo de la diabetes y es buena en la dieta los que la sufren.

El consumo de champiñones produce un efecto retardante en el desarrollo de la diabetes y reduce los síntomas asociados a esa patología.

  1. Favorecen la reducción de colesterol.

Por un lado, el champiñón no tiene absolutamente nada de colesterol y, por otro lado, sí que encontramos en este alimento cierto contenido de vitamina B5, recomendada para reducir el exceso de colesterol.

También puedes pedirlo como adicional en cualquiera de nuestras pizzas COMES…!